IMGPropuestaEducativa

La propuesta pedagógica del colegio “El Carmelo”, se sustenta en el CARISMA, heredado del Fundador de las Carmelitas Misioneras, el B. Francisco Palau y Quer, cuya expresión más genuina es la experiencia de la iglesia, misterio de comunión. Basada en los principios evangélicos - palautianos, toma como elementos nucleares: Dios, Persona, Sociedad, Iglesia que Evangeliza Educando y la formación de la Educación Carmelita Misionera.

Educación Carmelita Misionera

 

Es liberadora, inclusiva e integral, donde el centro es la persona y su liberación.

  • Brindar una formación humana cristiana que respete su libertad y autonomía reforzando los roles y responsabilidades en los agentes y miembros de la familia, escuela, sociedad e iglesia.
  • Promover la igualdad de oportunidades y la equidad de género en los procesos educativos.
  • Formar para la vida desde una conciencia crítica y participación activa en la transformación de una sociedad justa, humana y solidaria.
  • Desarrollar las inteligencias múltiples, capacidades cognitivas, afectivas, sociales, espirituales de la persona.
  • Adaptar los métodos educativos y de aprendizajes a la realidad de los estudiantes.

Es signo de comunión que busca humanizar desde el dialogo fe cultura.

  • Concientizar sobre la necesidad de la convivencia fraterna como experiencia de vida y comunión.
  • Acompañar procesos de sensibilización ante realidades antropológicas, sociales y culturales.
  • Fortalecer los procesos de fe de la comunidad educativa con una conciencia clara de Iglesia.
  • Promover una acción pedagógica a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia.

Busca crear “pequeñas iglesias”, donde Dios y los prójimos, forman unidad en la oración, fraternidad y misión.

  • Propiciar el conocimiento del carisma de Francisco Palau
  • Fortalecer la identidad carismática desde la práctica de la oración palautiana y la convivencia fraterna.
  • Fortalecer la formación humana de la comunidad educativa.

Asume la pedagogía del cuidado y reconciliación exige un trabajo continuo de aceptación, valoración y promoción personal

  • Reconocer permanentemente el mundo vital de la comunidad educativa.
  • Formar en la pedagogía del cuidado y la reconciliación.
  • Promover el cuidado y protección de la “casa común”.
  • Fortalecer la formación integral de la comunidad educativa.

La pedagogía de Jesús inspira a una continua participación en la construcción del Reino de Dios.

  • Acompañar a la familia en el cumplimiento de sus roles el cuidado y protección de sus miembros.
  • Fomentar la corresponsabilidad de los miembros de la comunidad educativa en el proyecto educativo evangelizador.
  • Asumir lo femenino en la espiritualidad dinamizadora de la pastoral.
  • Desarrollar modelos pedagógicos humanizadores.
  • Profundizar en la pedagogía de Jesús y su práctica en nuestra labor educativa.
  • Fortalecer la misión compartida desde la identidad del Carmelo Misionero: orante fraterna y misionera.